sindrome de munchausen

Como si de una película de terror se tratase, Soraya le administra drogas a su hijo menor. Y no es que el niño esté enfermo. Quien tiene el trastorno es la madre. Ya ha conseguido la muerte de dos de sus hijos por intentar mantenerlos enfermos. La hija mayor tuvo suerte y no ha lidiado con ello. Esta mujer padece un extraño trastorno mental llamado Síndrome de Münchausen.

Acá podés leer la historia completa.

Afortunadamente, en el hospital donde fue internado el chico descubrieron que mejoraba cuando ella se alejaba, con lo que pudieron salvarle la vida.

En este artículo nos referimos al síndrome por el cual las madres inventan enfermedades a sus hijos o del síndrome de Münchausen.

¿Qué es el Síndrome de Münchausen?

Es un trastorno facticio, es decir, una condición por la cual una persona simula tener enfermedades. Tal es la fuerza de sus cuentos que consiguen que los médicos los sometan a complejos estudios para verificar las más exóticas hipótesis de enfermedades que les presentan.

Psicólogo en Mendoza
Psicólogo en Mendoza
Psicólogo en Mendoza
Psicólogo en Mendoza

Sucede que estos pacientes tienen un conocimiento bastante grande de los procedimientos y conceptos de la medicina. Pueden elaborar explicaciones complejas pero posibles sobre lo que les sucede a quien tienen a cargo.

El Síndrome de Münchausen by proxy o por poderes

El paciente con este trastorno puede pretender tener estas enfermedades él mismo, en el mejor de los casos. Existe otra modalidad, bastante común, en la que se proyecta sobre otro: un niño, un anciano o alguien que se tenga a cargo.

En este caso, “by proxy” o “por proximidad” significa que esa simulación se proyecta sobre otra persona. Generalmente, son madres que inventan extraños padecimientos en sus hijos con historias plausibles y de un enorme poder convencimiento.

¿Cuál es la diferencia entre el Síndrome de Münchausen y la hipocondría?

Hay una diferencia fundamental entre este trastorno y la hipocondría. Si bien ambos son una especie de obsesión sobre el cuidado del cuerpo. La hipocondría es un simple acusar enfermedades que no se tienen. Por más estudios que se hagan, el hipocondríaco no tiene nada.

Mientras que el paciente con el Síndrome de Münchausen se causa la enfermedad o la causa en otra persona. Lo que le sucede a esta persona es corroborable mediante estudios. Por ejemplo, bien puede uno de estos sujetos contaminar su sangre con orina con el fin de convencer a su médico de tener una hematuria.

¿Cuáles son los síntomas de este trastorno facticio?

Diagnosticar este trastorno es sumamente difícil, sobre todo cuando el paciente real es la “víctima” de quien porta el síndrome. Por supuesto, que el criterio más básico es la ficción y la puesta en escena de innumerables historias de enfermedades y complicadas condiciones patológicas, sin ningún tipo de razón aparente. El relato es de lo más florido, pero posible. Quien los escucha puede tener la sensación de estar escuchando un drama propio de películas. Sin embargo, es un drama plausible.

Las historias se acompañan de largas peregrinaciones a los hospitales y centros de atención primaria de salud. Convencen a los médicos de la necesidad de ingresarlos para realizarles estudios. Con lo cual, en su cuerpo van quedando las huellas de los procedimientos a los que se van sometiendo. Claramente no existe adherencia a las indicaciones de los médicos. Muy por el contrario, una vez agotada la paciencia de quien interviene, llega el momento de cambiar de doctor, o de hospital.

En ocasiones, su comportamiento puede resultar agresivo. Lo que es propio de su conducta es la evasión y el apartamiento de lo esperable.

 

Aunque este trastorno pueda resultar una curiosidad. La realidad es que es un padecimiento muy grave, no sólo para el individuo implicado, sino sobre todo aquel sobre el que se proyectan las invenciones. Porque puede que las condiciones médicas sean pura fantasía, sin embargo, los peligros son reales. Como en el caso de Soraya, quien ya había extinto la vida de dos de sus hijos, la lucidez de los agentes de salud es fundamental para proteger la vida de quienes están bajo su cuidado.

Dejar respuesta

Por favor, deje su comentario.
Ingrese su nombre