Existen diferentes señales para percibir que estamos dentro de una relación violenta o que hay maltrato en la pareja. Y aunque el sentido común dicte que uno inmediatamente puede darse cuenta de ello, esto no siempre es así. A veces, para nuestro psiquismo resulta más llevadero sostener una relación de maltrato que enfrentar la realidad que implicaría aceptar el hecho de convivir con una pareja abusadora.

Por eso, en este artículo se presentan 16 señales para que puedas evaluar si estás dando vueltas en el ciclo de la violencia (primera señal) y si tu pareja tiene características de ser un abusador (quince señales).

También puede serte de utilidad nuestro artículo Reconociendo la Violencia de Género, que tiene mucha información relacionada con este tema.

Círculo de la violencia de género

Leonor Walker es una psicóloga estadounidense experta en violencia doméstica contra las mujeres. Ha trabajado durante muchos años con mujeres víctimas de violencia de género. Los resultados de sus investigaciones han sido publicados en el libro The battered Woman (“El síndrome de la mujer maltratada”). En el mismo, ella describe el ciclo de la violencia que consta de cuatro fases: acumulación, reacción, racionalización/justificación, simulación de normalidad.

círculo de la violencia de género

  1. Acumulación: la tensión comienza en esta fase. La tensión causa que el abusador se sienta impotente. El abusador elige reaccionar contra la pareja con el abuso verbal, insultos y acusaciones. La víctima intenta calmar al abusador y adelantarse a todo que pueda hacer. La tensión llega a niveles insoportables. 
  2. Reacción: la tensión acumulada causa abusos verbales graves, ataques físicos o sexuales violentos que pueden ocurrir más de una vez. El abuso siempre es intencional, no accidental. La motivación para el abuso es mantener una relación asimétrica, detentar el poder.
  3. Racionalización/justificación: el abusador usa mecanismos de defensa como culpar a los demás o minimizar la violencia, con ellos se quita la culpa y se siente mejor. El abusador define el abuso e interpreta las cosas “como realmente son”. La pareja abusada empieza a creer esta interpretación.
  4. Simulación de normalidad: cuando se ha establecido el paso anterior, ambos miembros de la pareja intentan continuar la relación normalmente fingiendo que todo está bien. Sin embargo, el ciclo de abuso continuará si no se tratan los problemas que tiene la pareja.
  5. Empieza un nuevo ciclo de violencia. Regularmente, las víctimas involucradas en el ciclo se aíslan de sus familiares y amigos. La víctima puede sentir vergüenza de verlos, o el abusador le dice que no se comunique con ellos, incluso puede dificultar o impedir la comunicación. De esta manera, la víctima se vuelve más dependiente del abusador y tiene pocas personas o no tiene a nadie que la ayude.

Características de los abusadores

La autora describe, a su vez, un elenco de características de los abusadores:

  1. Probablemente fueron testigos de abuso o fueron víctimas de abuso cuando niños.
  2. Posesivo y celoso: comúnmente se imagina que la pareja lo está engañando; puede tener celos de sus amigos, familia y niños.
  3. Mal humor: tiene arranques de cólera por cualquier cosa insignificante o deja que el enojo se acumule y después explota.
  4. Culpa a los demás: no acepta la responsabilidad de su propia cólera ni de sus acciones.señales de una pareja violenta
  5. Minimiza la gravedad del abuso o puede negarlo completamente.
  6. Posiblemente atribuya la culpa del abuso al alcohol o a las drogas.
  7. Personalidad doble: es gentil con las personas que no son de la familia y trata de ocultar el abuso.
  8. Tiene ideas rígidas de los papeles de los hombres y de las mujeres.
  9. Puede tener otros problemas con la ley (por ejemplo: antecedentes penales).
  10. Puede comportarse en forma intimidatoria o amenazante.
  11. Trata de aislarla: evita que vea a sus amigos o familia; la desmotiva para que no trabaje o estudie.
  12. Trata de controlarla: le dice qué hacer o qué pensar.
  13. Abusa verbalmente de la pareja, la insulta y le dice que todo lo que hace está mal hecho.
  14. Después de un arranque de cólera el abusador puede llorar y decirle que él/ella lo lamenta. El abusador se siente mejor y no comprende por qué la víctima puede seguir enojada o molesta.
  15. Cuando ocurre el abuso físico, este sigue un patrón característico: algunos siempre golpean en el rostro en tanto que otros tienen cuidado de golpear donde los moretones no sean visibles.

 

2 Comentarios

  1. Te felicito Francisco! Me parece una iniciativa espectacular, novedosa y sumamente interesante. Me encantaron todos los temas, en especial el trastorno negativista desafiante. Tengo un caso que encaja en la descripción. Otros se le acercan… Muy didáctico. Gracias! El mejor de lus éxitos!!!!

    • ¡Muchísimas gracias, Ali! Realmente espero que el contenido sea útil y accesible. Te mando un abrazo!!!

Dejar respuesta

Por favor, deje su comentario.
Ingrese su nombre